El crédito puede ser un gran aliado de tu negocio si sabes elegirlo en el momento adecuado. Existen diferentes factores que te ayudarán a determinar si es tiempo de solicitar uno y que este no ponga en riesgo las finanzas de tu empresa.

Para muchos negocios adquirir un crédito puede hacer la diferencia entre el éxito o fracaso. Por ello en Konfío te compartimos algunos consejos que te ayudarán a determinar si estás listo para adquirir un crédito y que realmente te ayude a impulsar tu negocio.

Tienes clara tu capacidad de pago

Es muy importante conocer cuánto dinero tiene tu negocio para cubrir nuevas deudas. Esto te ayudará a definir los plazos y el monto que puedes elegir antes de solicitar un crédito. La capacidad de pago la puedes calcular restando a tus ingresos el total de tus deudas por mes y el ahorro. Te recomiendo que tengas un fondo para cubrir cualquier tipo de emergencia. La fórmula para calcular tu capacidad de pago es: Total de ingresos – (total de gastos + ahorro). Si esta no excede el monto que deberás pagar de manera mensual, estás listo para adquirir un crédito.

Sabes para qué vas a usar el crédito 

Es muy importante que tengas un plan y definas los objetivos que quieres lograr con el crédito; asegúrate que sea una inversión productiva y evita usarlo para pagar otras deudas o para uso personal.  Tu plan debes ser lo más detallado posible ya que te ayudará a conocer cuánto dinero vas a necesitar para llevar esa idea a cabo. Por ejemplo, si quieres incrementar las ventas de tu negocio, determina en qué porcentaje quieres crecer (toma en cuenta a tu mercado y la competencia), que estrategias de marketing implementarás, qué cambios debes realizar en tu estructura y en cuánto tiempo recuperarás tu inversión (ROI).

Tienes un sano historial crediticio

Antes de  pedir un crédito debes analizar tus deudas para que estas no aumenten y puedas seguir pagándolas en el futuro. Puedes acercarte a instituciones como Buró de Crédito y Círculo de Crédito para conocer tu reporte.

Tener un buen historial te ayuda a obtener mejores condiciones de pago y montos mayores. Si tu historial de crédito es negativo, empieza con mejorarlo antes de pedir un nuevo financiamiento. 

Como puedes ver, el tiempo para solicitar un crédito dependerá del ciclo y las necesidades de  cada negocio. Se realista, evalúa opciones y úsalo a tu favor.

Prueba TRATO Starter

más artículos