La definición integral de Inteligencia Artificial

El término inteligencia artificial fue creado en 1956, se ha convertido en un término popular hoy día gracias al aumento en los volúmenes de datos, algoritmos avanzados, y optimización del cómputo y el almacenaje. La definición especifica de inteligencia artificial o IA hace referencia a sistemas o máquinas con el objetivo de hacer tareas imitando la inteligencia humana.

En términos simples, es la capacidad de un sistema informático para imitar funciones cognitivas humanas, como lo son el aprendizaje y la resolución de problemas.

Así es como la Inteligencia Artificial se aplica a la ciberseguridad

Ameca, un robot que utiliza inteligencia artificial

Algunos ejemplos de inteligencia artificial:

  • Chatbots: Esta es una de las herramientas que usa la inteligencia artificial para entender las incidencias de los clientes, buscar y ofrecer una respuesta eficiente.
  • Asistentes inteligentes: En este caso se analiza información crítica proveniente de grandes grupos de datos de texto libre; mismos que apoyan para mejorar su programación. Por ejemplo, el asistente de Google.
  • Motores de recomendación: Brindan recomendaciones automáticas según los gustos de los usuarios. Por ejemplo, plataformas de streaming, música o películas.

¿Cómo funciona la inteligencia artificial?

Mediante el uso de algoritmos, su sistema informático simula el razonamiento humano para aprender a partir de información nueva y con ella tomar decisiones.

Los sistemas informáticos con inteligencia artificial realizan predicciones o acciones basándose en patrones de datos y pueden aprender de sus errores para ser más precisos.

Firma digitalmente tus propios contratos o usa una de nuestras plantillas gratuitas

Tenemos el plan perfecto para cumplir tus necesidades.

QUIERO FIRMAR DIGITAL QUIERO UNA DEMO

Tipos de inteligencia artificial

Inteligencia artificial estrecha (IA estrecha)

También denominada “IA débil”, es referente a la capacidad de un sistema informático para realizar una tarea específica con precisión mejor que una persona, todos los ejemplos de inteligencia artificial que existen en el mundo real pertenecen a esta categoría, como los vehículos autónomos y los asistentes digitales. 

Inteligencia artificial general (IA general)

También denominada “IA fuerte” o “IA de nivel humano”, se refiere a la capacidad de un sistema informático que supera a los humanos en cualquier tarea intelectual. Este es el tipo de inteligencia artificial que se ve en películas donde los IA general puede resolver problemas complejos, incluso emitir juicios en situaciones espontaneas e incorporar conocimientos anteriores a su razonamiento actual. 

Súper inteligencia artificial (ASI)

Un sistema informático que haya obtenido una súper inteligencia artificial podría superar a los humanos en casi todos los campos y materias, incluidos el conocimiento en general, la creatividad e incluso las habilidades sociales.

¿Sabes cómo funciona el Blockchain?

Ventajas y desventajas de la inteligencia artificial:

  • Automatización de procesos: El uso de la inteligencia artificial hace posible que se puedan realizar tareas repetitivas y largas de forma automática y sin la intervención humana.
  • Reduce el error humano: La intervención humana es menor, haciendo más útil la toma de decisiones basadas principalmente en datos y que implican cálculos complejos, las posibilidades de errores humanos se minimizan notablemente.
  • Brinda precisión: Contiene una toma de decisiones de forma autónoma, la IA habilita procesos notablemente más eficientes, mismos que tienen un margen de error menor.
  • Aporta agilidad en la toma de decisiones: Analiza miles de datos en poco tiempo y brinda información resumida y actualizada para que las empresas puedan tomar mejores decisiones estratégicas.
  • Seguridad: Para que la IA funcione de forma correcta requiere una fuente de datos actualizados. Esto no siempre es así, por lo que es un reto. Si la IA no tiene acceso a los datos que requiere, no podrá crear análisis y resultados eficientes.
  • Demanda de profesionales especializados: Al ser una tecnología en pleno desarrollo, se requieren profesionales cualificados para realizar correcciones, lo que hace que su evolución no sea tan rápida.
  • Desarrollo costoso: la IA en áreas como ventas, atención al cliente, dirección de empresas, es realmente útil, sin embargo, desarrollarla desde el inicio implica un costo elevado, lo que hace que no sea tan accesible.

Contáctanos

Conoce más sobre los diferentes planes y plataformas que TRATO tiene para tu organización o empresa.

comenzar a firmar digitalmente

Prueba TRATO Starter

más artículos